Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Accesibilidad
Letra grande
Letra normal
Contraste alto
Contraste normal
Cultura para ciegos
Espacio divulgativo del talento andaluz sin barreras

Otras artes

AstroAccesible aterriza en la Universidad de Granada durante la Semana de la Ciencia

El astrofísico Enrique Pérez, afiliado a la ONCE y divulgador en el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), ha ideado AstroAccesible, una iniciativa para acercar la Astronomía a las personas ciegas o con discapacidad visual grave, que participará en las actividades que organiza la Universidad de Granada con motivo de la Semana de la Ciencia.

Durante las dos primeras semanas de noviembre, la facultad de Ciencias de la Universidad de Granada ha programado diferentes eventos, talleres y conferencias, entre otros actos, con el objetivo de acercar esta asignatura a personas de todas las edades. En este sentido, Pérez asegura que AstroAccesible dispondrá, durante estas jornadas, de un hueco para divulgar sus estrategias de enseñanza de Astronomía para las personas ciegas o con discapacidad visual.

AstroAccesible nació en 2014. “Entro en la ONCE y veo la necesidad de divulgar que, a pesar de que soy invidente puedo dedicarme a la astronomía”, señaló el investigador. Durante ese mismo año, Pérez inicia un periplo de conferencias introductorias de sobre este asunto en las delegaciones de la ONCE en Granada, Santa Cruz de Tenerife o Málaga, entre otras. Además, la Sociedad Española de Astronomía concedió al proyecto fondos económicos para poder desempeñar su labor.

Así, el IAA oficializa su proyecto AstroAccesible en 2015, apoyado por otras instituciones como, por ejemplo, el Observatorio Astronómico de la Universidad de Valencia que le prestó material. También, durante ese año se creó la página web del proyecto, en la que se sustenta una línea de actuación muy importante del mismo.

En cuanto a la estrategia de AstroAccesible, tiene tres campos de trabajo: desarrollo de talleres itinerantes por delegaciones de la ONCE y centros educativos de todo tipo, publicación de artículos científicos adaptados para personas ciegas o con discapacidad visual grave en la página web de la iniciativa, y la asistencia a eventos para convencer a los divulgadores de la importancia de incluir material accesible en sus conferencias, talleres y aulas.

“Nos hemos dado cuenta de que muchas estrategias que llevamos a cabo, por medio de maquetas, audios o láminas en relieve funcionan muy bien para divulgar la Astronomía, no sólo entre las personas invidentes, sino también entre las personas videntes”, afirmó.

Asimismo, las excursiones se han convertido en un aspecto fundamental de este proyecto. Un grupo de la ONCE de Granada, donde vive y desarrolla su labor Pérez, visitó el año pasado el Observatorio de Calar Alto (Almería), donde se ubica el telescopio continental más grande, con un espejo de tres metros y medio. En 2018, otra expedición granadina, integrada por más de 30 personas, recorrió, junto con un grupo de geólogos madrileños, el desierto almeriense de Tabernas, dentro de una aproximación a lugares con una formación geológica semejante a la del planeta Marte.

Enrique Pérez recibiendo el premio de Relatos Cortos 2018 de la ONCE

Enrique Pérez recibiendo el premio de Relatos Cortos 2018 de la ONCE

Con relación al objetivo de buscar un compromiso con la divulgación científica accesible, Pérez sostuvo que el proceso “es lento”, pero, en su opinión, “no deja de avanzar”. A este respecto, defendió que las Jornadas Inclusivas de la Ciencia en el Instituto de Astrofísica de Granada, que organizó en 2016 AstroAccesible, “tuvieron bastante aceptación”. “Durante dos días vinieron divulgadores que estaban interesados en contar sus proyectos y, cada vez más, modestamente, hay una mayor sensibilidad hacia este tema”, celebró.
Por otro lado, el investigador anunció que a finales de noviembre tendrán lugar “las IV Jornadas de la Divulgación Inclusiva de la Ciencia en Valencia”. “Cada vez hay más aceptación y cada vez se involucra más gente”, manifestó.

Por último, acerca del aprendizaje del universo con otros sentidos, el director de AstroAccesible destacó que los niños se sorprenden al descubrir estos materiales adaptados porque “les resulta interesante”. “Para la mayor parte de la sociedad, la Astronomía es una ciencia eminentemente visual, que solamente se puede divulgar si tu pones un telescopio en una explanada y puedes ver a través de su ocular”, desmintió, ya que piensa que “a través del sentido del tacto o de los sonidos, se puede aprender” esta materia “exactamente igual que a través de la vista”.