Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Accesibilidad
Letra grande
Letra normal
Contraste alto
Contraste normal
Cultura para ciegos
Espacio divulgativo del talento andaluz sin barreras

Conchi Andrada, escritora: “Con Xalina me he desencarcelado”

Conchi Andrada, positiva, luchadora y un ejemplo de superación

Conchi Andrada, positiva, luchadora y un ejemplo de superación

‘Con Xalina al infinito’, pero… ¿dónde le ha llevado hasta ahora?
El título se lo he dado a este libro en honor a mi perro porque, realmente, no es un libro de perro guía, pero es un libro donde reflejo etapas de mi vida, desde que llegué a este mundo. En cada apartado voy superando una serie de escalones que me voy encontrando, como cualquier persona en este mundo. La vida es un mar de incidencias y de distintos temas que tienes que ir afrontando hasta el final. Con Xalina me he desencarcelado. He salido de la jaula física en la que me encontraba con esa discapacidad que me ha tocado vivir. En ONCE he estado muy adiestrada. A cambio de nada, me han enseñado a vivir con lo que me ha pasado. Me he empeñado en recuperar toda aquella parte de mí que me ha sido posible. A día de hoy sigo aprendiendo. Y ya, en última escala, me incorporé a la Fundación del Perro Guía en Madrid donde, junto a Xalina, he recuperado lo que ya me faltaba. Yo ya deambulaba bastante bien, me decían. Manejaba mi móvil, mi ordenador… He pasado por todos los departamentos que, yo creo, existen en la ONCE porque han estado muy pendientes de mí, como lo están de cualquiera que lo quiera o lo requiera. Y ya, con mi perra he recuperado la independencia, la libertad.

Dicen que es una persona luchadora y muy positiva. ¿Ha tenido algo que ver en todo ello Xalina?
Ha sido el remedio. Es como el paracetamol para el momento que yo necesitaba ello. Yo he sido una persona muy extrovertida, muy dinámica, polifacética, muy arrojada… Al pasarme esto y quedarme ciega, el mundo se te cierra en todos los ámbitos de una manera tremenda. Efectivamente, con Xalina, es perder el miedo porque Xalina no sólo es mi guía. Es, además, mi seguridad, con lo que aumenta mi confianza, mi autoestima… No sólo a mí, sino que también a mi entorno porque, al ir con Xalina yo, una vez que salgo de casa, el resto de mi entorno, mi marido, mis hijas mi madre, están mucho más tranquilos. Ya no voy a cuerpo descubierto con mi bastón.

¿Cuántas hijas tienes?
Cinco. Tengo cinco Alicia, Elena, Marcela, Elisa y Marta.

Ha desempeñado cargos de responsabilidad en grandes empresas, ¿qué es más difícil: enfrentarse a una junta de accionistas o caminar por una ciudad sin vista?
(risas) Yo digo que lo segundo, para mí, ha sido mucho más complicado porque es entrar en un entorno totalmente hostil, desconocido y que, además, continuamente cambia de un segundo a otro. Yo lo cambiaba, directamente, por una junta directiva de las que he tenido.

¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?
Yo siempre he escrito. Además, me encanta la poesía. En el excelentísimo Ateneo de Sevilla, yo me he incorporado también a la Asociación Literaria Alhoja. Ahí lo que practico es la poesía. Yo creo que en el momento en el que mi interior quería exteriorizar las claves que me han ayudado a salir adelante. A mí, que cualquiera que lo lea se encuentre una clave que le ayude a salir de dónde esté, pues con eso yo ya me doy por satisfecha. A mí ya me hace feliz eso.

¿Cuándo verá la gente un libro suyo de poesía?
Posiblemente, en un futuro. Algún día quizás me atreva. Ahora mismo, estoy dando los primeros pasos en ese mundo y estoy rodeada de personalidades de dentro de la poesía. Y, aunque ellos me dicen que mi Yo literario poético es muy bueno, yo soy una persona que me gusta afianzar mucho y, de hecho, ahora mismo, estoy aprendiendo mucho de todo el entorno que tengo en ese ámbito. Pero, de hecho, en este libro he incluido, porque no me pude resistir, un poema muy cortito donde vuelco y expreso lo que ha sido mi experiencia en ese campo.

¿’Con Xalina al infinito’ es una autobiografía o también una declaración de amor a su perro guía?
Este libro está construido, qué duda cabe, desde mi interior. No es una autobiografía porque faltarían montones de entrantes. He narrado una serie de momentos, de historias, qué duda cabe, todas vividas por mí, todas son auténticamente reales, aunque las he novelado. No es una biografía. Es un libro enfocado más a la autoayuda del lector porque me ha ayudado a mí, el hacer este libro y este trabajo, que tiene su trabajo. Para mí ha sido beneficioso. Ya, con eso, puedo decirle a todo el que llegue a sus manos y llegue a sus contenidos que yo creo que también le va a venir muy bien. Desde el principio hasta el final es beneficioso para el lector. Yo no me baso en el amor. Al final, considero que hay que pasar a un segundo plano lo que es el entramado y cederle el protagonismo a mi perro guía, Xalina. ¿Por amor? Por amor a ella. Pero, realmente, si tú terminas y lo analizas, todo el libro es una historia de amor, de todos los tipos de amor que se pueden encontrar… Amor a uno mismo, a mi pareja, a mis hijos, a mis ancestros como son: mis abuelos, mis padres… Y, qué duda cabe, a mi perro.

«Todo el libro es una historia de amor»

'Con Xalina al infinito', es un libro que intenta ayudar a sus lectores

‘Con Xalina al infinito’, es un libro que intenta ayudar a sus lectores

Dice que este libro tiene algo de libro de autoayuda. ¿A quién intenta ayudar con este libro?
Como inicio el libro con el principio de mi vida porque mi vida ha sido un poquito controvertida y compleja desde que vine al mundo, me ha tocado ser así, yo creo que este libro está destinado desde que un chavalín puede tener 12 años en adelante, donde empieza la adolescencia. Por eso, he utilizado un lenguaje muy actual, muy accesible. Sólo empleo alguna palabra técnica que otra porque no hay otra. Pero todos los que lo lean, desde los 12 años hasta la edad que sea, creo que van a encontrar ahí alguna llave que le sirva para el momento que estén pasando.

¿Cómo definiría el apoyo de la Fundación ONCE del Perro Guía en todo esto?
Yo empezaría por la ONCE, mi segunda casa como yo la llamo. ONCE me encontró totalmente destruida. Una persona que entra en la Oscuridad de golpe. Eso tiene un inicio y un trance muy malo y, realmente, ONCE ya me rehízo. A mí, me ha rehecho ONCE. Eso es muy grande y hay que darle su sitio. Yo, sin ONCE, no sería la persona que soy hoy. No sólo te hablo de instructores, de talleres, de técnicos en todos los aspectos que un ser humano necesita para adaptarse a la vida, también hablo de los compañeros. A mí, hay compañeros y compañeras que, incluso, sin saberlo me han ayudado a seguir a adelante. Me han enseñado a hacer una cosa u otra que yo tenía muy complicada en mi día a día. Me han dado las claves para muchos momentos. Me han acompañado. Me han animado. Entrar en ONCE es entrar en un mundo totalmente hecho para nosotros. A la medida. Y claro, Fundación ONCE del Perro Guía, para mí, ha sido ya el despegue. Lo poco que me faltaba o que yo, incluso, ni soñaba llegar a hacer lo estoy haciendo hoy en mi día a día. Para mí, lo es todo.