Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Accesibilidad
Letra grande
Letra normal
Contraste alto
Contraste normal
Cultura para ciegos
Espacio divulgativo del talento andaluz sin barreras

Machi Sierra, actriz de Jacaranda11: “La gente se va a quedar pasmada con esta obra”

 

Machi Sierra se declara nerviosa ante el estreno de 'Celestina. Molin Rouge' con Jacaranda11 en Granada

Machi Sierra se declara nerviosa ante el estreno de ‘Celestina. Molin Rouge’ con Jacaranda11 en Granada

Luis Gresa | María Luisa Sierra (Granada, 1960) ha ejercido como maestra hasta que una retinosis pigmentaria desvió el rumbo de su vida. Su afiliación a la ONCE, hace ya 11 años, le abrió las puertas del teatro, y desde hace seis crece como actriz en Jacaranda11. Hoy, con los nervios propios de todo estreno, ultima su papel como Jane Avril, una de las pupilas de ‘Celestina, Moulin Rouge’, un personaje “muy divertido y con un corazón muy grande”, según describe. Machi advierte que “la gente se va a quedar pasmada” con la Celestina que ha construido Carmen Ruiz Mingorance. El estreno, el sábado en el teatro de CajaGRANADA.

¿Cómo llega al teatro desde el Magisterio?

Siempre me gustó trabajar mucho el teatro con mis alumnos, de una forma exagerada, como si tuviera ese deseo de siempre. Y luego cuando me jubilan por una retinosis pigmentaria entro en la ONCE y allí encuentro un montón de compañeros que tienen la misma afición que yo y nos juntamos para hacer un taller de teatro. Tuvimos ese lujo de que la ONCE nos trajera a la que es hoy nuestra directora, Carmen Ruiz Mingorance, para hacer unos cursos, un taller, hasta que decidimos formar algo más serie. Y desde entonces cada vez estoy más contenta porque hemos crecido un montón.

¿Qué le aporta a usted el teatro?

Lo principal, seguridad. Descubro que, además de ciega, puedo representar en mi vida algo importante. Se me había acabado el trabajo y no tenía nada importante en mi vida. Entonces aparece esto y fue un descubrimiento en mi nuevo. El teatro me ha dado una segunda oportunidad en mi vida.

¿Se desenvuelve bien en los papeles secundarios?

Si, sí, me desenvuelvo bastante bien. Me gustan que me lo pongan difícil, retos, que me hagan cantar, saltar, que me hagan hasta a veces correr por el escenario porque son retos para mí que no puedo hacer normalmente. Para mí son retos importantes.

¿Qué le inquieta más de un estreno?

Que falle algo, que falle el conjunto, que no haya conexión entre mis compañeros y yo, que falle la conexión que siempre hay, que fluyen las conversaciones, las risas, los movimientos, que todo eso se corte y haya una desconexión entre nosotros, entonces es como si la obra de teatro se cayera en ese momento.

Y ante el estreno de ‘Celestina. Moulin Rouge’ en CajaGRANADA, ¿nerviosa?

Bastante, aunque lo disimulo porque no quiero poner nerviosas a mis compañeras. Es como unos nervios de estreno que no sabes lo que va a ocurrir porque cuando ya las has hecho más veces sabes cómo son las cosas, pero aquí no, y ese nervio que tienes no te deja ni repasar el texto, ni comer. Hasta que no pase vamos a estar todas nerviosas.

 

“Mi personaje es muy divertido y tiene un corazón muy grande”

Machi cree que la directora Ruiz Migorance arreisga mucho con esta obra, pero asegura que va a triunfar

Machi cree que la directora Ruiz Migorance arreisga mucho con esta obra, pero asegura que va a triunfar

 

Usted interpreta a Jane Avril, una de las pupilas de Celestina, ¿cómo es ese personaje?

Es un personaje muy divertido y tiene un corazón muy grande. Eso es lo que tengo que conectar a través del texto a los que me están viendo. Habla de una forma muy especial. Parece que no le importa nada, pero es el que tiene el corazón más grande hacia Celestina, que es la única que quiere a Celestina de verdad. A veces tiene palabras muy tiernas hacia ella y otras muy barriobajeras porque es un personaje del Arrabal de París. Y eso es lo que más me encanta del texto, esos dos personajes que hay dentro de ella.

Carmen Ruiz Mingorance es siempre atrevida en sus montajes. ¿Qué ha arriesgado en este?

Aquí ha arriesgado mucho. Porque la gente quiere ver un teatro clásico y se va a encontrar con un teatro extraño dándole La Celestina. Le va a dar todo el texto o parte del texto de La Celestina, pero claro, está puesto en otro sitio y otro tiempo. Y a veces hay público que eso lo admira, porque es gente muy abierta al teatro, y lo valora. Pero, por lo general, el público a veces es muy cerrado y no entiende esa apertura, esa característica novedosa que tiene una obra de teatro. Y aquí ha arriesgado mucho porque es algo extraño. Es una mezcla de antes y ahora y de decir las cosas distintas con el sabor de la Edad Media. Y va a arriesgar que triunfemos o que no le guste a nadie esta obra. Carmen siempre va a los dos extremos. Y yo creo que esta vez estoy segura del triunfo, pero Carmen ha arriesgado mucho. Los trajes son muy bonitos, muy luminosos. El escenario es muy luminoso, muy colorido, muy dorado.

¿Qué valores reivindica esta Celestina de la Edad de Oro, del siglo XVI, en su viaje hacia el siglo XX?

En realidad, reivindicamos lo mismo de siempre. Personas que existen en esta sociedad, que van engañando, que van robando, poquito a poco, y que se van metiendo dentro de las comunidades y las personas y que les abres tus puertas porque crees que son de una forma y luego son usureras, engañosas y siempre las habrá en todos los sitios.

Vamos, que como especie humana, no hemos evolucionado mucho.

Es que creo que el ser humano lo llevamos impregnado ahí todo, llevamos impreso lo malo y lo bueno. También se ve en la obra el amor entre la gente joven, como Calixto y Melibea se aman, vamos es que no cambia nada.

¿Va a sorprender como sorprendió ‘La___ Bernarda’?

Yo creo que si, además una sorpresa a lo bonito. La gente se va a quedar como pasmada con esta obra. Habrá gente que espere un teatro clásico que no le va a gustar, pero el público abierto de mente le va a encantar. Estoy segurísima.

Usted ha participado en ‘Nueve mujeres y media’, ‘Cuatro corazones en marcha y sin retroceso’, ‘El burgués gentil hombre’, y ‘La___ Bernarda’. Son papeles muy diferentes que exigen esfuerzos interpretativos distintos.

Si bastantes. Aparte que nosotras somos novatas. Que en algunos casos era la primera vez que participábamos en una obra de teatro. Entonces toda la carga la lleva Carmen Ruiz Mingorance, que te explica todo masticado para que sepamos cómo hacerlo y cómo va quedando en ti hasta que tú empiezas a tener unos pocos recursos. Y nos ha costado mucho trabajo.

¿Qué papel le gustaría interpretar fuera de esta obra?

Me gustaría hacer de ‘Yerma’, me encantaría, una obra que se llorara, que la gente vibrara.

Su otra gran pasión es la lectura. ¿Qué lee?

Me gusta leer todo lo clásico. A mí me das ‘El Quijote’ y me lo vuelvo a leer. Soy un ratoncillo de biblioteca, lo leo todo y no dejo ningún libro a medias.

¿Animaría al colectivo de afiliados a hacer teatro?

Por su puesto que si porque es un escape. Ahí aprendes que no tenemos que tener tanto miedo a los movimientos. Tememos andar porque tropezamos, tememos correr porque nos vamos a caer y ahí en el teatro aprendemos que podemos adquirir algunos movimientos y poco a poco esa seguridad que tienes en el escenario va pasando a la vida cotidiana y a la calle, y te sientes más seguro y más libre al andar por la calle. Nosotros al no ver no vemos la expresión y acabamos con cara de póker porque no expresamos. Y en el teatro la directora nos lo exige; ‘Si estás pensando, pon cara de pensar’, nos dice. Y eso lo vamos aprendiendo. Hemos conseguido mover más nuestras manos y nuestro rostro, hemos estudiado que podemos moverlas. Eso es lo que más les digo a los afiliados, que se metan el teatro como quieran, pero que hagan teatro.

"Me gustaría hacer de 'Yerma'", dice la actriz pensando en un futuro no muy lejano

«Me gustaría hacer de ‘Yerma'», dice la actriz pensando en un futuro no muy lejano